La poesía de Pizarnik presente en el teatro argentino

En las tres últimas décadas, el teatro de Buenos Aires ha valorizado la literatura poética en tanto generadora de una teatralidad diferente, de una teatralidad “no-teatral” que resulta muy atractiva porque propone un disfrute diverso al del teatro convencional.  Los versos de Olga Orozco, Alejandra Pizarnik, Héctor Viel Témperley, Marosa Di Giorgio, Federico García Lorca, Juan Gelman, entre otros muchos, han favorecido la composición de una dramaturgia nueva, de gran intensidad literaria y, a la par, muy estimulante para la invención escénica.(…).

En el marco de la poesía argentina de los ochenta, el grupo Mascaró presentaba rasgos singulares. Comenta Villafañe: “Nosotros mantuvimos una gran unidad político cultural. Nos reconocimos parte de la izquierda política, fuimos impactados fuertemente por el nacionalismo popular y reivindicamos siempre lo mejor de nuestras tradiciones revolucionarias, populares y democráticas. Fuimos muy críticos del realismo socialista y poéticamente nos identificamos siempre con los poetas nacionales como Jorge Luis Borges, Raul González Tuñón, Enrique Molina, Olga Orozco, Edgar Bayley, Alejandra Pizarnik, Juan Gelman. Internamente mantuvimos una gran pluralidad de voces. Cultivamos la diversidad estética como libertad creativa y nos asociamos siempre a la gran producción poética latinoamericana. Tuvimos un espíritu de cuerpo frente a la vida, el arte y la política. Vivir poéticamente fue el desafío del grupo, como acto de fidelidad absoluta a la escritura y a la vida cotidiana que hacía a la escritura. Con la poesía no cambiábamos el mundo, pero el estado poético se parecía al mundo transformado.(…)

¿Y qué sienten los poetas frente a las posibilidades del teatro? Juano Villafañe concluye: “Todo dramaturgo es un poeta que inventa para la acción dramática, todo actor es la voz y la acción del canto y el poema, todo teatro es la poesía de las tensiones organizadas en el ritual del bello presente de los hombres que se animan a decir, que se animan a actuar, que se animan también a ser espectadores. Todo ritual es poético. El teatro es el ritual más alto que tiene la poesía.” En: Tiempo Argentino

FUENTE: Teatro, el más alto ritual de la poesía: los poetas de Mascaró. En: Tiempo Argentino.

Anuncios