“Final del juego”

Toma del cuarto capítulo: Final del juego

Se emitió hoy Final del juego, el último capítulo del documental Alejandra Pizarnik, perteneciente al ciclo Memoria Iluminada de Canal Encuentro.

En este último capítulo testimonios y selección de textos se adentran en el último tiempo de la vida de Alejandra, cuando la presencia de la muerte fue ganando terreno.

Se analizan aspectos de La Condesa Sangrienta, El Infierno Musical, La bucanera de Pernambuco, cómo su poesía se va tornando cada vez más angustiante. Cristina Piña hace referencia a los últimos poemas en prosa como voces que hablan, hablan y hablan. Por más que a la misma Alejandra no le gustaba lo que estaba escribiendo, no podía dejar de escribirlo.

Aportan sus testimonios Cristina Piña, Myriam Pizarnik, Fernando Noy, Mariana Enriquez, Ivonne Bordelois, Antonio Requeni, Roberto Yahni, y también, quien fue el director del pabellón de Psiquiatría del Hospital Pirovano en 1972, el doctor Marcos Weinstein. Weinstein explica que, a diferencia de los tratamientos represivos que se aplicaban en el Hospital Borda para atenuar en el paciente el deseo del suicidio, el Pirovano ofrecía un espacio en donde el paciente era tratado psicológicamente pero podía deambular libremente por el hospital e incluso salir, teniendo la obligación del volver a las diez de la noche.

Palabras de Julio Cortázar

Ella fue internada por intentos de suicidio y a través de las citas que se van haciendo de sus diarios y cartas, se puede observar con total claridad el grado feroz de lucidez y conciencia que tenía de sí misma.

En este capítulo se hace mención a la carta que le envió a Silvina Ocampo, sus sentimientos hacia ella, la correspondencia con Julio Cortázar, su necesidad de ser querida, su soledad y angustia.

Los testimonios manifiestan que Alejandra era muy demandante, se fascinaba rápidamente con las personas y con la misma velocidad se desilusionaba. En el último tiempo, gente que era cercana a ella se fue alejando, incluso su hermana afirma que hubo quienes abusaron de su bondad.

Myriam Pizarnik relata cómo fue que se enteró de la muerte de Alejandra, y Cristina Piña puntualiza sobre las bibliotecas que dejó: una en su departamento y otra en la casa de su madre. También señala la falta de muchos libros, ya que no se encontraron las obras de Borges ni las de Cortázar, entre otras que también faltan. Myriam Pizarnik hace un reconocimiento a la labor realizada por Olga Orozco y Ana Becciú para rescatar muchos documentos  importantes.

Roberto Yahni cuenta que el día anterior a su muerte, Alejandra le pidió prestado el libro Niebla de Miguel de Unamuno.

El documental finaliza con la única grabación que se tiene de la voz de Alejandra.

Es un documental revelador en muchos sentidos, altamente conmovedor y movilizador. Se pueden dilucidar muchos aspectos de Alejandra Pizarnik, datos de su vida, su obra, pero especialmente Alejandra nos dilucida a nosotros. Se vuelve a ratificar que esta poeta  genial nos revela aquello que no conocemos de nosotros mismos, sucede que Alejandra Pizarnik nos revela y nos golpea fuertemente.

Final del juego” podrá verse también mañana a las 15 hs., el sábado a las 19:30, el domingo a las 11, y el lunes a las 12 hs.  ◘  Alejandra Moglia

Anuncios

2 pensamientos en ““Final del juego”

  1. florencia

    Queríamos invitarlos cordialmente a la muestra de Arte
    de FLORENCIA NIETO. En ella se pueden ver cruces entre imágenes y la obra de la poeta Alejandra Pizarnik.
    Desde ya, Muchas Gracias

    “Ofelias Anónimas”
    Curadora: Adelina García Vivar

    Pentesilea – Espacio de Arte
    Tacuarí 119 5º “T”
    Inauguración: jueves 08 de marzo a las 19 hs.
    Del 08 de marzo al 22 de marzo del 2012

    Con un entramado que va uniendo el personaje de Ofelia de William Shakespeare con la recreada por John Everett Millais, la artista Florencia Nieto propone con su obra plástica un juego rizomático que invita a nuevos vínculos, a nuevos recorridos. Así, sus imágenes se unen en esta exposición a la poética palabra de Alejandra Pizarnik, quien sostenía que únicamente el lector era quien podía terminar el poema inacabado, rescatar sus múltiples sentidos o agregarle otros nuevos.
    La propuesta de la imagen visual unida a la imagen de la palabra invita a otras lecturas que no están destinadas a ninguna Ofelia en particular sino a todas las Ofelias Anónimas.

    1. Alejandra Moglia Autor de la entrada

      Estimada Florencia, muchas gracias por la invitación y también por la información. Un saludo muy cordial.

Los comentarios están cerrados.