“Extracción de la piedra de locura” en el teatro La Puerta Estrecha, Madrid.

A partir del próximo 8 de noviembre, La Pajarita de Papel Companía de Teatro presentará la obra Extracción de la piedra de locura de Alejandra Pizarnik y dirigida por Rodolfo Cortizo

Vosotros que entráis en este universo habéis de abandonar los lugares comunes que acompañan el nombre de esta escritora. Son los mismos, por cierto, que lastran la recepción de otras escritoras: locura y suicidio. Graves son las consecuencias de la patología que consiste en “ligar” de esta manera vida y obra. La melancolía, la soledad y el aislamiento, cuando se ponen de manifiesto en la escritura de una mujer, son rasgos que admiten ser interpretados como prueba de un desequilibrio psíquico de tal naturaleza, que puede conducir a su autora al suicidio o a la locura. Si es varón el escritor, en cambio, y su obra o vida o ambas manifiestan parecida contextura, ésta suele recibirse como una confirmación del talante visionario de su hacedor. La muerte de Pizarnik, háyase suicidado o no, es tan relevante para la comprensión de su obra como el gas y el horno en un gélido apartamento londinense para la de Sylvia Plath.

Alejandra Pizarnik buscaba, como ella misma confesaba, una “escritura densa y llena de peligros a causa de su diafanidad excesiva”. De que lo logró plenamente dan fe su obra poética y prosística. Una obra que está recorrida por una exaltación que eleva las palabras y que hace que al iniciar un texto, el plano en el que se sitúa la voz sea el mismo que por lo general alcanzan los grandes poetas cuando acaban los suyos. Un trabajo de escritura que busca exaltar los poderes del lenguaje. Éste es -y no la muerte o la locura o el suicidio- el gran motor de la obra de Pizarnik.

Como ella misma expresaba en una entrevista: “escribo para que no suceda lo que temo; para que lo que me hiere no sea. Se ha dicho que el poeta es el gran terapeuta. En este sentido, el quehacer poético implicaría exorcizar, conjurar y, además, reparar. Escribir un poema es reparar la herida fundamental, la desgarradura. Porque todos estamos heridos.”

En: Teatro de la Puerta Estrecha

Datos de la obra

Dirección: Rodolfo Cortizo

Elenco: Eva Varela

Escenografía y vestuario: Taller Las Manos

Iluminación: La Puerta Estrecha

Diseño Gráfico: José Gonçalo Pais

Producción: Peldepa S.L.

La obra se presentará los martes y miércoles a las 20:30, y los sábados a las 23 hs. en el Teatro de la Puerta Estrecha, calle Amparo 94, Madrid, España.

FUENTE

Teatro de la Puerta Estrecha

Anuncios