Archivo de la categoría: POEMAS MUSICALIZADOS

Pizarnik y el infierno musical en el programa Carne Cruda – RTVE A la carta

Pizarnik y el infierno musical en el programa Carne cruda -RTVE- dedicado a Christof Kurzmann, El Infierno Musical y Alejandra Pizarnik

Emitido: 11 de junio 2012

Hacer clic para escuchar el programa: PROGRAMA.mp3

Christof Kurzmann es un músico austríaco que se quedó atrapado en Buenos Aires por el sonido mágico de un teatro y la vertiginosa poesía de Alejandra Pizarnik. Hoy nos contará cómo se cruzó con la obra de Pizarnik y escucharemos el fascinante disco que nació de este descubrimiento: El Infierno Musical, una zigzagueante obra que se inspira en el ritmo de las palabras de la poetisa que exploró el lenguaje y la vida hasta los límites, una artista que se asomó abismo y saltó, como cuenta la escritora Ruth Toledano, con quien hablaremos del lenguaje y la vida de Alejandra Pizarnik. Y nosotros saltaremos a la cruda realidad de la mano de Santiago Alba.

En: RTVE A la carta

Anuncios

Poemas musicalizados de Alejandra Pizarnik, por Pedro Nazar y Julio Sleiman

Pedro Nazar en voz y guitarra, y Julio Sleiman en guitarra

Lugar: Bar Bukowski, año 2009

Poemas musicalizados

Caminos del espejo (fragmento)

II
Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un pájaro del borde filoso de la noche.

III
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia.

IV
Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.

Mendiga voz

Y aún me atrevo a amar
el sonido de la luz en una hora muerta,
el color del tiempo en un muro abandonado.

En mi mirada lo he perdido todo.
Es tan lejos pedir. Tan cerca saber que no hay.

Presencia

tu voz
en este no poder salirse las cosas
de mi mirada
ellas me desposeen
hacen de mí un barco sobre un río de piedras
si no es tu voz
lluvia sola en mi silencio de fiebres
tú me desatas los ojos
y por favor
que me hables
siempre


Cuarto solo

Si te atreves a sorprender
la verdad de esta vieja pared;
y sus fisuras, desgarraduras,
formando rostros, esfinges,
manos, clepsidras,
seguramente vendrá
una presencia para tu sed,
probablemente partirá
esta ausencia que te bebe.

Árbol de Diana (Estrofa 35)

a Ester Singer

Vida, mi vida, déjate caer, déjate doler, mi vida, déjate enlazar de fuego,
de silencio ingenuo, de piedras verdes en la casa de la noche,
déjate caer y doler, mi vida.

Alejandra Pizarnik