Archivo de la categoría: POEMAS

Feliz 2015

Baila alma,
has nacido.

Alejandra Pizarnik
(fragmento)

El poema al que pertenecen estos versos fue publicado en la Revista Serpentina, en 1957. (Pueden leerlo completo en el blog de Patricia Venti: http://patriciaventi.blogspot.com.ar/…/poemas-dispersos…).

También se encuentra en el libro “Nueva correspondencia Pizarnik” editado por Ivonne Bordelois y Cristina Piña publicado por Alfaguara.

Alejandra se lo envió en una carta a Rubén Vela, bajo el título de Poema junto a otro titulado de la misma manera. Ella le escribió al poeta:

“(…) Aunque no tuve tiempo de arreglarlo, te lo envío porque me muero de ganas de que lo leas. He estado ‘una temprada en el infierno’, sin deseos de escribir ni de vivir ni de nada. Pero lo extraño es que todo pasa, lo horrendo y lo que no es. Y heme aquí de nuevo, ávida de hacer cosas, de estudiar, de escribir, de comunicarme- esto ante todo.(…)”.

La canción (y la voz) del video pertene a Antony Hegarty y se titula “River of Sorrow”.

Fuente de la cita:

Nueva correspondencia Pizarnik / editado por Ivonne Bordelois y Cristina Piña. -1 ed.- Buenos Aires : Alfaguara, 2014

Anuncios

…Al alba venid…

Recorte de una foto que tomé durante la muestra "Alejandra Pizarnik: la palabra del deseo" que se desarrolló en el Museo Larreta el año pasado

Recorte de una foto que saqué durante la muestra “Alejandra Pizarnik: la palabra del deseo” que se desarrolló en el Museo Larreta el año pasado

——————————————-A Silvina Ocampo

al viento  no lo escuchéis,
al viento.
—-toco la noche,
a la noche no la toquéis,
al alba,
—-voy a partir,
al alba no partáis, al alba
voy a partir.

Alejandra Pizarnik

De Textos de sombra

Pizarnik, Alejandra. Poesía completa. Barcelona: Lumen, 2000

A 40 años de la muerte de Alejandra Pizarnik “mejor hagamos un mundo para que Alejandra se quede”

Foto: Alejandra, por Sara Facio

25/09/1972 – 25/09/2012

A 40 años de la muerte de Alejandra Pizarnik

Mejor hagamos un mundo para que Alejandra se quede

PROPOSICIONES

¿adónde fue la obrera enamorada? 
¿fue al aire la obrera enamorada? 
la obrera de la palabra murió 
¿por qué caminito se fue?

¿se fue por el camino que los días oscuros tejen 
como hormigas desesperadas iguales? 
¿como vaivén de pases ciegos en un cuarto? 
¿tendría la obrera poca luz?

¿y quién le quito la luz a la obrera la constante? 
¿quién le fue apagando uno a uno los rostros 
de la palabra enterrándolos muertos? 
¿quién le cegó la luz de la palabra?

¿la obrera se fue porque ya no podía trabajar? 
¿el aire estaba sordo mudo roto y ella 
apenas tenía su confianza en la palabra confianza? 
yo digo: mejor no llorar

mejor hacer otro mundo
yo digo: mejor hacer otro mundo 
mejor hagamos un mundo para Alejandra 
mejor hagamos un mundo para que Alejandra se quede

oh eternidades débiles perdidas para siempre 
y vacas tristes entre la duda y la verdad 
y sedas y delicias de la sombra 
mejor hagamos un mundo para que Alejandra se quede

Juan Gelman
DE: Relaciones, 1973

VIDEO
Imagen: detalle de una foto de Pizarnik, por Sara Facio
Música: Tristesse, Chopin
Voz y realización: Alejandra Moglia

Pavana para una infanta difunta, Olga Orozco

A Alejandra Pizarnik

Pequeña centinela,
caes una vez más por la ranura de la noche
sin más armas que los ojos abiertos y el terror
contra los invasores insolubles en el papel en blanco.
Ellos eran legión.
Legión encarnizada era su nombre
y se multiplicaban a medida que tú te destejías hasta el último hilván,
arrinconándote contra las telarañas voraces de la nada.
El que cierra los ojos se convierte en morada de todo el universo.
El que los abre traza la frontera y permanece a la intemperie.
El que pisa la raya no encuentra su lugar.
Insomnios como túneles para probar la inconsistencia de toda realidad;
noches y noches perforadas por una sola bala que te incrusta en lo, oscuro,
y el mismo ensayo de reconocerte al despertar en la memoria de la muerte:
esa perversa tentación,
ese ángel adorable con hocico de cerdo.
¿Quién habló de conjuros para contrarrestar la herida del propio nacimiento?
¿Quién habló de sobornos para los emisarios del propio porvenir?
Sólo había un jardín: en el fondo de todo hay un jardín
donde se abre la flor azul del sueño de Novalis.
Flor cruel, flor vampira,
más alevosa que la trampa oculta en la felpa del muro
y que jamás se alcanza sin dejar la cabeza o el resto de la sangre en el umbral.
Pero tú te inclinabas igual para cortarla donde no hacías pie,
abismos hacia adentro.
Intentabas trocarla por la criatura hambrienta que te deshabitaba.
Erigías pequeños castillos devoradores en su honor;
te vestías de plumas desprendidas de la hoguera de todo posible paraíso;
amaestrabas animalitos peligrosos para roer los puentes de la salvación;
te perdías igual que la mendiga en el delirio de los lobos;
te probabas lenguajes como ácidos, como tentáculos,
como lazos en manos del estrangulador.
¡Ah los estragos de la poesía cortándote las venas con el filo del alba,
y esos labios exangües sorbiendo los venenos en la inanidad de la palabra!
Y de pronto no hay más.
Se rompieron los frascos.
Se astillaron las luces y los lápices.
Se desgarró el papel con la desgarradura que te desliza en otro laberinto.
Todas las puertas son para salir.
Ya todo es al revés de los espejos.
Pequeña pasajera,
sola con tu alcancía de visiones
y el mismo insoportable desamparo debajo de los pies:
sin duda estás clamando por pasar con tus* voces de ahogada,
sin duda te detiene tu propia inmensa sombra que aún te sobrevuela [en busca de otra,
o tiemblas frente a un insecto que cubre con sus membranas todo el caos,
o te amedrenta el mar que cabe desde tu lado en esta lágrima.
Pero otra vez te digo,
ahora que el silencio te envuelve por dos veces en sus alas como un manto:
en el fondo de todo hay un jardín.
Ahí está tu jardín,
Talita cumi.

Olga Orozco

De: Mutaciones de la realidad, 1979

VIDEO
A 40 AÑOS DE LA MUERTE DE ALEJANDRA PIZARNIK
25 de septiembre de 1972 – 25 de septiembre de 2012
Detalle de una foto de Alejandra Pizarnik, por Sara Facio.
Música: Pavana para una infanta difunta, Maurice Ravel.
Edición y voz: Alejandra Moglia

Lloro, miro el mar y lloro

lloro, miro el mar y lloro.
canto algo, muy poco.

hay un mar. hay la luz.
hay sombras. hay un rostro.

un rostro con rastros de paraíso perdido.

he buscado.

sino que he buscado,
sino que agonizo.

Alejandra Pizarnik

En: En esta noche en este mundo.

En relación al título En esta noche en este mundo, la nota de Ana Becciú dice:

“Este título inicia una carpeta con los seis poemas que se reproducen, siguiendo el orden de la carpeta (…)”

FUENTE

Pizarnik, Alejandra. Poesía completa. Barcelona: Lumen, 2000