Archivo de la categoría: REVISTA SUR

Silencios en movimiento, por Alejandra Pizarnik – En: Espacio Murena

Espacio Murena presenta en su sitio Web la primera versión digital del comentario de Alejandra Pizarnik sobre el libro de H. A. Murena El demonio de la armonía (poesía). El texto salió publicado en la Revista Sur  Nº 294 , mayo- junio de 1965.

Así comienza Alejandra su análisis del libro:

Los veintitrés poemas de este libro tienen la misma estructura fragmentaria: series de frases breves proseguidas por silencios que intervienen con la frecuencia de las frases; disolución de temas −fragmentos de realidades e irrealidades que vienen y van en curvas muy rápidas−. Esta fugacidad musical de los significados es la trama de cada poema: conceptos metafísicos, objetos solitarios, imágenes líricas, se intercalan, se enlazan un instante, para dar paso a un pequeño silencio que, a su vez, da paso a una nueva serie de frases o a una sola frase. [Seguir leyendo en Espacio Murena]

Imagen en: Espacio Murena

FUENTE

Anuncios

Alejandra Pizarnik: la poesía como destino, por Enrique Pezzoni (fragmento)

“(…) Imposible reducir la poesía de Alejandra Pizarnik a un esquema conceptual: sus versos desarman todo intento de explicación.

Poesía difícil –severa en la elección de sus adeptos-, pero clara. Porque de la claridad con que se vean sus imágenes depende su poder. Alejandra Pizarnik está muy cerca del proverbio oriental: ‘La pintura es un poema callado y el poema es una pintura dotada de voz’.

Sólo cabe un temor en el lector más adicto a sus versos: es el que, cuando sea más intensa la visión lograda, la voz enmudezca. ‘Cada día son más breves mis poemas’… No en vano, al evocar el momento de la unión amorosa, dice el poeta: Tú eliges el lugar de la herida / en donde hablamos nuestro silencio… 

Henri Bergson concibió alguna vez el arte como un medio creado por el hombre para entrar en contacto directo con la realidad y darle aspecto comunicable. ‘Si la realidad pudiera ponerse en contacto directo con la conciencia, con nosotros mismos, quizás el arte sería inútil, o más bien todos seríamos artistas, pues entonces nuestro espíritu vibraría continuamente en acorde perfecto con la naturaleza.’

Imagino a Alejandra Pizarnik avanzando hacia el acorde perfecto con su realidad. Cuando llegue a él, acaso no sea silencio su destino, pero sí la intervención de otra forma de conocimiento.”

Enrique Pezzoni.  Fragmento de Alejandra Pizarnik: la poesía como destino. Publicado en la revista Sur Nº 297, noviembre-diciembre de 1965, 101-104

FUENTE

Pezzoni, Enrique. El texto y sus voces. Buenos Aires: Sudamericana, 1986